RESERVAS ONLINE
Mejor precio garantizado
Mejor precio garantizado
Fecha de viaje
Llegada
Salida
[{"Adults":"1","Childs":"0"},{"Adults":"2","Childs":"0"},{"Adults":"3","Childs":"0"},{"Adults":"4","Childs":"0"}]
Individual
Doble
Familiar
Multiple
Habitacion Individual
Habitacion Doble
Otras opciones
Habitacion 1
Huespedes
Menores
Edad de los Menores
Seleccione edad para los niños por favor
El minimo de noches debe ser mayor o igual a 0
Inti Raymi - Fiesta del Sol, 24 de Junio
Perú, País de Tradición y Cultura
22/06/2018

El Inti Raymi es una ceremonia incaica y andina celebrada en honor de Inti (el dios sol), que se realiza cada solsticio de invierno, 24 de junio (hemisferio Sur)


Los actuales pobladores de los países andinos, con la presencia de visitantes nacionales y extranjeros, continúan realizando esta tradición, ahora considerada una ceremonia de interés turístico.


Al tratarse de una tradición inca, el Inti Raymi se mantiene como un rito para muchas otras comunidades indígenas de legado incaico, algunas de las cuales están asentadas en otras partes del antiguo territorio inca, como en Perú.


Durante la época de los Incas, el Wawa Inti Raymi fue instituido por el inca Pachacútec en la década de 1430 dC, como parte de su reorganización político-administrativa del estado inca, y era un ritual para legitimar el control imperial sobre los pueblos sometidos.


 El raymi del solsticio de invierno era uno de los dos mayores festivales celebrados en honor al sol en el Cusco.


Su celebración duraba 15 días, en los cuales había danzas, ceremonias y sacrificios. El último Wawa Inti Raymi con la presencia del Inca fue realizado a partir del 21 de junio de 1535.


En el Cusco de hoy, la antigua capital del Tawantinsuyo y ciudad internacional, el Inti Raymi, como no podía ser de otro modo, tiene un carácter ceremonial y también una motivación costumbrista, un espectáculo dirigido tanto a los turistas como a los propios cusqueños, para quienes es un punto de referencia entre el pasado glorioso, un progresista presente y un futuro auspicioso. Por esto último concita tanto entusiasmo y participación masiva.


La representación, en la que intervienen miles de personas, empieza frente al Coricancha, donde un Inca ficticio realiza una invocación al Sol. Los espectadores, entre tanto, esperan en la explanada de Sacsayhuamán, hacia la que el cortejo se desplaza de inmediato. Éste ingresa al escenario llevando al inca en su litera por grupos que representan a los pobladores de los cuatro suyos. Después se procede al sacrificio de una alpaca y el inca invoca a su padre el Sol.


Como es tradición en Cusco, se rememora la impotancia de los rituales y ceremonias, acordándonos de nuestros antepasado y transmitiendo a nuestros hijos el valor cultural del legado de los incas y sus representaciones.


Disfruten y conozcan esta ceremonia que tanto enriquece a nuestro Perú.


La Paz Apart Hotel 'tu casa en Lima', Miraflores, Lima Perú



...

...